Pagar cuenta Mi Movistar

Hogar

Móvil

Celulares

Accesorios

Digital

Clientes

Ayuda

Blog ¿Que son los fraudes Digitales y como Prevenirlos?
16 de mayo 2022

¿Que son los fraudes Digitales y como Prevenirlos?

Los canales de comunicación a través de medios digitales, cobraron protagonismo indiscutible a partir de la pandemia. En este contexto, se incrementaron cada vez más rápido las modalidades de estafas y fraudes: perfiles falsos en redes sociales que envían mensajes directos, llamadas telefónicas, correos de electrónicos, mensajes de texto o de WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería, para obtener datos personales y bancarios.

Esta conveniencia con los medios digitales viene acompañada de un riesgo aumentado de robo de identidad y estafas en Internet.

¿Qué son los fraudes digitales?

Existen varios tipos de fraudes digitales, pero en general, podemos entender este concepto como cualquier situación en la que se utilicen indebidamente datos bancarios y/o información personal para cometer delitos, provocando pérdidas a las víctimas, que pueden ser tanto consumidores, como empresas.

Algunos ejemplos comunes de fraude digitales incluyen:

Phishing o spoofing: es cuando estafadores utilizan correos electrónicos falsos, mensajes de texto o un sitio web de imitación para intentar robar su información personal o su identidad. Ellos tratarán de averiguar sus números de tarjetas de crédito, de cuentas bancarias, pines de tarjetas de débito y contraseñas.

  • Smishing:  El Smishing es un tipo de estafa que se lleva a cabo mediante mensajes engañosos, ya sea a través del sistema de mensajería corta que ofrecen las operadoras (SMS) o bien desde las diferentes plataformas de mensajería instantánea, especialmente WhatsApp.
  • Fraude en subastas por internet: implica la tergiversación de un producto anunciado en un sitio de subastas por Internet o la no entrega de mercancía.
  • Fraude con tarjeta de crédito: es cuando los estafadores obtienen dinero o bienes de manera fraudulenta, a través del uso no autorizado del número de una tarjeta de crédito o débito.
  • Filtración de datos: es cuando se filtra información confidencial (personal o financiera) desde una locación segura a un entorno no confiable. Puede ocurrir que los datos sean robados desde su computadora personal o a una compañía que tenga su información personal.
  • Programa malicioso o “malware”: es un software peligroso diseñado para infectar y dañar celulares, computadoras y sistemas informáticos.

La lista es casi eterna, ya que existen también páginas web con falsas multas, falsos premios, falsos virus, etc.  El listado suma y sigue con el fraude de internet, ya que nos podemos encontrar con ventas de artículos falsos, negocios inexistentes e interesadas pseudo caridades que ponen en riesgo al usuario.

Redes sociales, las elegidas de los estafadores

La modalidad más frecuente de estafas es a través de WhatsApp, SMS y correos electrónicos, los cuales parecieran provenir de amigos o familiares como parte del engaño.  La cercanía de las fuentes de confianza o del círculo íntimo, hacen que la gente no dude o sospeche y accedan automáticamente a links o descarguen archivos maliciosos.

Además de los mayores, los jóvenes también pueden ser víctimas de delitos digitales. El 97% se conecta online y la gran mayoría accede a Internet en su dispositivo móvil, lo que lo convierte en el medio más común para el acoso y fraude on-line, siendo más proclives a estafas de Instagram, TikTok, banca móvil y anuncios publicitarios maliciosos.

Google, Instagram, Facebook, TikTok y Twitter no logran eliminar los anuncios fraudulentos on line, incluso después de que las víctimas de fraude los denuncian.  

Cuidado con las amenazas en dispositivos móviles

Los usuarios de teléfonos móviles son los nuevos objetivos de fraude con mayor frecuencia. Según el último Índice de seguridad informática de la consultora Kaspersky, actualmente el 35% de las personas usan su smartphone para ingresar a sus cuentas bancarias, mientras que el 29% lo hace para realizar pagos en línea (hasta un 22% y 19% más que en el año anterior, respectivamente).

Ten en cuenta, además, que los robos de datos no solo se pueden generar por estafas online. Actualmente, muchas aplicaciones de bancos o casas comerciales dan la opción de ingresar a la cuenta por medio de la huella digital, la que podría ser vulnerada si tu teléfono móvil es robado y tiene baja seguridad dactilar.

¿Qué pueden hacer los usuarios para evitar ser víctimas de fraude digital?

El fraude digital a menudo ocurre debido al descuido o ignorancia de los usuarios. Por eso, muchas empresas e instituciones desarrollan campañas de concientización, orientando a sus clientes sobre comportamientos de riesgo y prácticas de seguridad de la información.

El desafío en este escenario es proteger tu información personal y adoptar buenas prácticas para el uso de redes sociales, sitios y plataformas digitales.  Para esto, te aconsejamos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Activa la autenticidad de dos factores en cuentas de RR.SS y WhatsAp: Esta herramienta es una capa adicional de seguridad que ayuda a verificar que solo la persona usuaria de la cuenta pueda acceder a sus redes sociales y plataformas digitales. Se activa ingresando al menú de ajustes o configuración de la cuenta que se quiere proteger, opción “Autenticación en dos pasos”.
  • No brindes ningún dato personal como claves y/o contraseñas: evita entregar tu copia de cédula, información bancaria a través de teléfono, correo electrónico, red social, WhatsApp o mensaje de texto.
  • No ingreses datos personales en sitios por medio de enlaces que llegan por correo electrónico: Asegúrate de que los enlaces sean reales, los sitios que se comparten por mensajería podrían ser fraudulentos e infectar tu dispositivo.
  • Usa contraseñas fuertes, usando diferentes caracteres: Tienen que ser fáciles de recordar, pero difíciles de adivinar por otras personas. No uses la misma clave para distintas aplicaciones, cuentas, plataformas o sitios y trata de utilizar mayúsculas, minúsculas y números.
  • Lee cada correo y mensaje recibido con cuidado: Verifica que los sitios remitentes sean legítimos.
  • Evita sitios de internet sospechosos: asegúrate siempre de estar en la página legítima antes de ingresar información de inicio de sesión.
  • No uses equipos públicos o de terceras personas para acceder a aplicaciones: Esto también aplica para redes sociales o cuentas personales.
  • No uses redes de Wi-Fi públicas: No ocupes redes publicas de libre acceso para acceder a sitios que requieran contraseñas.
  • Mantén actualizado tu navegador: Mantén actualizado tus navegadores y el sistema operativo de tus equipos y las aplicaciones (borra las que no uses).
  • Mantén la calma y tomate un minuto: Quienes realizan este tipo de estafas apelan a las emociones, descuidos y urgencias, tú eres la clave.

En resumen: Mantente alerta y ten cuidado

Las estafas online se reinventan cada día. Como la mayoría de las personas no son expertas en temas informáticos, la mejor alternativa es tener cuidado cuando realizas transacciones o compras por internet, incluso cuando recibes correos electrónicos.

Sufrir una estafa online puede afectar tanto tu bolsillo como tu vida personal, por lo mismo, te recomendamos poner en práctica los consejos mencionados anteriormente y que estés alerta y al día sobre todas las posibles nuevas amenazas que surgen desde el cibercrimen.

Ya que llegaste hasta acá, te recomendamos:

FluBot, el nuevo malware de celulares: descubre que es y cómo funciona

¿Qué es la WiFi móvil y cómo se utiliza?

¿Tu internet va lento? Descubre las razones y cómo solucionarlo